Resumen abril 2022

Hola, querid@ lector@, soy viviresunregalo.com

En este mes escribí sobre los siguientes temas:

Me he dado cuenta de que todos ellos tienen un denominador común, un punto de encuentro que los une, y que podríamos decir que los hace interdependientes.

Disfrutamos más de todas nuestras vivencias y actividades si sabemos valorarlas en su justa medida, si somos capaces de encontrar su punto dulce y nos decidimos a degustarlo. Saber agradecer lo que nos trae la vida, lo que tenemos y lo que somos, resulta ser una actitud adecuada para facilitarnos la labor.

Si somos agradecidos es que encontramos lo valioso de cada cosa, de cada acto, de cada acontecimiento. Y esta es una habilidad que va a hacernos disfrutar mucho más de todo porque nos permite descubrir el tesoro que se oculta tras la apariencia de lo cotidiano. Es así como gratitud y disfrute se unen y complementan.

Una persona que es agradecida disfruta mucho más de todo lo que vive. Y, de igual manera, una persona que disfruta de la vida es agradecida, lo exprese más o lo exprese menos.

De manera paralela, aprender a diferenciar con claridad lo útil de lo inútil, lo provechoso de lo ineficaz y lo importante de lo que no lo es, también nos ayuda a disfrutar más de las cosas, dejando de lado aquello que no nos aporta y seleccionando lo realmente valioso. Es así como gestionar bien el tiempo, empleándolo en cosas provechosas y exprimiéndolo al máximo, nos ayuda a gozar mucho más de la vida. Y viceversa, si hemos incorporado a nuestra manera de ser y estar la capacidad de divertirnos más con lo que hacemos, es que ya estamos en el camino de gestionar mejor nuestro tiempo, desechando lo que no nos aporta y aprovechando lo que nos resulta útil de verdad.

Por todo esto, disfrutar de lo que hacemos, gestionar bien el tiempo y ser agradecid@ son actividades que se complementan y se apoyan mutuamente.

No menos importante (de hecho, un factor clave) es aprender a dominar el caballo desbocado de la mente. Si disminuimos la cantidad de pensamientos inútiles que nos llegan a diario, y dejamos de prestar atención a la verborrea incesante que, en la mayoría de las ocasiones, solo sirve para confundirnos, asustarnos, enfadarnos o inquietarnos, también estaremos remando en la misma dirección. El extra de silencio mental que ganaremos hará que nos divirtamos mucho más con todo lo que hacemos. Al mismo tiempo, gestionaremos mucho mejor el tiempo seleccionando las actividades realmente importantes y, por supuesto, nuestro nivel de gratitud con la Vida se incrementará exponencialmente al ser conscientes del enorme valor que tiene mi existencia y mi paso por este maravilloso planeta.

Es así que aprendí, durante este mes de abril, mientras practicaba lo que escribía, que no importa cuál sea la faceta o el aspecto en que decida mejorar, que no es relevante por donde comenzar. Lo importante es ponerse a ello, elegir ser más feliz, más plen@, más relajad@. La clave está en valorarme tanto, quererme tanto y apoyarme tanto que acabe por convertir el hecho de disfrutar más de mi vida en el objetivo prioritario de todas mis mañanas.

Ser agradecid@, gestionar bien mi tiempo, seleccionar los pensamientos útiles o encontrar el punto de disfrute en cada tarea, van a ayudarme a conseguirlo. Sé que incorporar cualquiera de estas actitudes a mi vida atraerá a las demás como si de un imán se tratase.

¿Por cuál comenzar?

Te sugiero que elijas el tema que más te atraiga o sientas que necesitas desarrollar más. Tu sabiduría interna (la que tod@s tenemos de serie, sin exclusiones) te guiará. Confía en ella. Date tiempo, si lo necesitas, para encontrar la respuesta.

También te recomiendo que te hagas con un diario (puede ser en soporte papel o electrónico) donde anotar tus experiencias, descubrimientos, sentimientos, ideas o decisiones a medida que tu trabajo personal va dando sus frutos. Esta libreta será tu ayudante personal durante el viaje, la que te ayudará a analizar, resumir y sacar conclusiones.

Un tiempo adecuado para comenzar a saborear los resultados puede ser un mes. Durante este tiempo, habrá días en los que te habrás olvidado totalmente de la tarea que tienes entre manos, otros en los que parecerá que trabajas sobre otro aspecto diferente al elegido. Habrá jornadas en las que terminarás muy satisfech@ de los avances y otras en los que parecerá que retrocedes. Todo esto es normal cuando se emprende un viaje interior. La clave está en la constancia, como para casi todo.

Te animo a que elijas convertir tu vida en un regalo, eliminando de ella lo que sobra y atrayendo lo que tú sabes que te mereces.

Y como siempre yo, este blog, estoy a tu disposición para apoyar, ayudar, aclarar y proporcionar información.

Gracias

viviresunregalo.com

Comparte este contenido

2 comentarios

Deja un comentario